De Sesriem al Ai-Ais Resort en el Fish River Canyon, Namibia

Octava parte del viaje a Namibia de 15 días que hicimos en agosto de 2016. En esta ocasión partimos de Sossusvlei y Dead Vlei para continuar nuestra ruta por carretera hasta el Fish River Canyon, parando a dormir en el Ai-Ais Resort.

Nos despertamos cinco minutos antes de que sonara el despertador, a las 5 de la madrugada. En media hora ya nos habíamos vestido, lavado la cara y recogido los sacos de dormir, colchoneta y tienda de campaña. Nos bebimos el café de un trago y nos pusimos en marcha. En la gasolinera nos confirmaron que el camino que habíamos seguido para llegar a Sesriem era el más complicado posible. Es decir, el mapa que habíamos comprado por internet era una porquería total. Entonces pedimos indicaciones para llegar a Ai-Ais, enviamos una postalita y pusimos rumbo a la siguiente parada del viaje.

De Sesriem a Ai-Ais Resort

A las cinco y media aún era de noche y casi no se veía nada por la carretera de pista. En la entrada del parque nacional ya había unos seis coches haciendo cola y por la pista no paraban de llegar vehículos a toda pastilla. Por si fuera poco, la estela de polvo que dejaban a su paso dificultaba aún más la visión, así que durante la primera media hora fuimos muy a poco a poco.

De Sesriem a Ai-Ais Resort

Por el camino vimos cómo la luna se ponía amarillenta y brillante, mientras en el otro extremo del cielo, el sol naciente comenzaba a teñir las nubes de rojo y rosado. Vimos un coche parado con un pareja de franceses que no hablaban inglés. Estaban consultando el mapa y querían saber si faltaba mucho para la desviación hacia Sesriem y Xavier les dio las explicaciones pertinentes en un francés medio inventado.

La carretera estaba en muy buen estado y casi había que ir frenando el coche para que no pasara de los 70km. La única zona compleja fue cuando pasamos por el paso de Zarishoogte. Allí había que ir con precaución por la elevación del terreno y las curvas, pero fueron pocos quilómetros. Esa zona es curiosa porque la tierra es de color granate.

De Sesriem a Ai-Ais Resort

2,45h más tarde llegamos a Maltahöhe. Allí acaba la carretera de grava y empieza el asfalto. Paramos a comer en un curioso restaurante lleno de antigüedades por todos lados que hay en la gasolinera Total. Tomamos café (15$) y un sandwich de tomate, queso y jamón (40$) y aprovechamos para ir al baño (3$). A las 8,45h nos volvíamos a poner en ruta.

De Sesriem a Ai-Ais Resort

En Keetmanshoop paramos en la gasolinera Puma del centro del pueblo a repostar (300$). Si hubiéramos sabido que había un Engen con una hamburguesería Wimpy’s unos kilómetros pasado el pueblo en la misma B1, no nos habríamos desviado y habríamos aprovechado para comer algo.

A las 13:30h pasamos Grünau y desde allí sale una de las carreteras que lleva al Fish River Canyon (C12 y luego tomar la C37). Sin embargo, desconocíamos si nos iba a dar tiempo ese día y además ya estábamos cansados, así que decidimos ir directamente al hotel. Después supimos que sí nos habría dado tiempo y que además de ser una buena carretera, habría sido mejor hacer la visita ese mismo día.

De Sesriem a Ai-Ais Resort

A diez kilómetros de Grünau nos encontramos la desviación de la C10 en dirección a Ai-Ais. Desde ese punto hay que seguir una carretera de pista de 73 km. La carretera estaba en muy buen estado y aunque marcaba que se podía ir a 100km/h mejor no pasar de 70 km que las carreteras de arena son muy traicioneras. Cuando faltaban unos 20 km, la carretera se complicó y, aunque la velocidad máxima oficial era de 60km, nosotros no pasamos de 40km/h. Los dos últimos kilómetros consistieron en subir una montaña y bajarla del todo hasta llegar al lecho del río Fish.

Ai-Ais Resort Fish River Canyon Namibia

En este entorno natural está el Ai-Ais resort, gestionado por NWR y que tiene el gran atractivo de tener aguas termales. No se me ocurre mejor manera de acabar un día de conducción tan intenso. Llegamos a la recepción del hotel a las 14:45h y preguntamos por las excursiones al Fish River Canyon. Nos dijeron que costaban 500$ por persona y que desde allí se tardaba una hora y media, más el tiempo que le quisieras dedicar a los miradores. Calculamos que serían 4 horas de excursión. Después del palizón de coche que nos habíamos dado, decidimos tomarnos la tarde con calma y pensamos que ya haríamos la excursión al día siguiente antes de volver a Sudáfrica.

Ai-Ais Resort Fish River Canyon Namibia

Del manantial de Ai-Ais emana agua termal a 65 grados. El resort tiene una piscina de agua termal exterior y una zona de spa interior. Las habitaciones están dispuestas alrededor de la zona interior de balneario, de tal manera que casi puedes saltar al agua desde la habitación. Además, el spa ofrece masajes que están muy bien de precio (sobre los 300$). Yo estaba dispuesta a hacerme uno, pero mi gozo acabó en un pozo, ya que para ese día ya estaban a tope. Nota mental: la próxima vez reservar con antelación.

Ai-Ais Resort Fish River Canyon Namibia

Estuvimos tanto rato sumergidos en las aguas termales que casi nos salen ancas, pero necesitábamos un poco de descanso y relax después de todo el tute que llevábamos de viaje.

Antes de ir a cenar salimos a dar un paseo por la zona de acampada que se extiende cerca del río y nos quedamos alucinados con el nivel de profesionalización campera de los sudafricanos. Cada uno tenía una tienda o caravana aún mejor que la anterior y pensamos que cuando visitemos Sudáfrica lo haremos en plan caravanero pro.

Ai-Ais Resort Fish River Canyon Namibia

Para cenar había poca actividad, los empleados del restaurante estaban sentados y poco estresados ya que solo éramos Xavi y yo en la cena. Me pedí la sopa del día (40$) y pechuga de pollo a la brasa (115$) con salsa de pimienta (14$). Xavi se pidió la carne de eland (125$).

Tras la cena nos fuimos a la habitación a dormir y descansar. El día siguiente iba a ser el último en Namibia.

Ai-Ais Resort Fish River Canyon Namibia

DATOS DE INTERÉS

Antes de iniciar la ruta os recomendamos solicitar un mapa gratuito en la gasolinera del Sossus Osasis Campsite.
Cafetería junto a la gasolinera Total de Maltahöhe: café (15$), sándwich de tomate, queso y jamón (40$), baño (3$)
Ai-Ais Resort: habitación doble con vistas a la montaña 1200$. Podéis reservar en la web de NWR.

Día de viaje: 13
Kilómetros recorridos: 728
Inicio de la ruta: 5:30 h

Fin de la ruta: 14:45 h
Total de kilómetros recorridos en el viaje: 5818
Gasolina gastada: 33,30 litros a 11,26$ (375$)+26,23 litros a 11,43$ (300$)
Pinchazos en ruta: 0


Deja un comentario