Visita al Cheetah Conservation Fund en Namibia

Continuamos con los relatos del viaje a Namibia de 15 días que hicimos por libre en agosto de 2016. En esta ocasión dejamos el Parque Nacional de Etosha en dirección a Windhoek. Por el camino, hicimos un alto en el Cheetah Conservation Fund, una fundación que trabaja para evitar la extinción de los guepardos en Namibia.

Nos levantamos a las 6 am, recogimos la tienda de campaña, tomamos un desayuno rápido y fuimos hacer el check-out en la recepción del hotel que abre a las 6:30. A las 6:45 ya estábamos en la B1 en dirección a Windhoek donde íbamos a pasar la noche. Desde Etosha hasta la capital hay unas cinco horas sin paradas, pero nuestra intención ese día era hacer una parada en el Cheetah Conservation Fund.

Cheetah Conservation Fund Namibia

A las 9:30 llegamos a Otjiwarongo, paramos quince minutos para ir al servicio y tomamos la carretera D2440 hacia el Cheetah Conservation Fund. La carretera de pista estaba en bastante buen estado y tardamos en recorrer los 44 km en unos 50 minutos a una velocidad de 60 km/h.

Cheetah Conservation Fund Namibia

La Fundación por la conservación de los guepardos o Cheetah Conservation Fund (CCF) es una organización sin ánimo de lucro que Julie Marker puso en marcha en 1990 en Namibia para promover programas que faciliten la buena convivencia entre granjeros y guepardos. Desde el año 1900, el número de guepardos se ha reducido en un 90% y se han extinguido en 25 de los 45 países donde habitaban originalmente. Esto se ha debido principalmente a la pérdida de su hábitat, de sus presas y a las represalias de los granjeros cuando ven su ganado amenazado. El centro se situó en Namibia porque este país alberga el mayor número de guepardos del mundo. Aquí se hacen varias actividades turísticas para generar ingresos, pero sobre todo es un centro de investigación, educación y conservación.

Cheetah Conservation Fund Namibia

Nosotros hicimos el Cheetah Drive por el CCF y un guía muy amable nos dio una vuelta en coche de safari durante una hora mientras nos hacía una buena explicación sobre los problemas de la supervivencia de los guepardos. También pudimos ver cuatro de los 39 ejemplares que tienen allí en grandes parcelas. Estos llegan allí de muy pequeños. Suelen donarlos los granjeros que se encuentran los cachorros cerca de sus fincas después de haber matado a las madres. Lógicamente se intenta reintroducir a todos los posibles de nuevo en la naturaleza, aunque por diversos motivos hay algunos que ya no pueden readaptarse y también los mantienen en el CCF.

Cheetah Conservation Fund Namibia

Tanto los readaptables como los que no reciben cuidados periódicos en la clínica veterinaria de la fundación. Además, el guía nos llevó a ver a los perros que crían allí. Estos canes originarios de Anatolia los trajeron como parte de un programa que consiste en venderlos a los granjeros para que protejan sus rebaños. Y, de momento, estos granjeros han conseguido reducir un 80% la pérdida de ganado debido a depredadores. Aparte, la fundación investiga sobre el hábitat de los guepardos y supervisa la genética de su población. Por otro lado, también imparten formación a granjeros y tienen programas con diversas universidades.

Cheetah Conservation Fund Namibia

Todos estos esfuerzos están dando fruto poco a poco, ya que la población de guepardos en Namibia casi se ha doblado en los últimos veinticuatro años hasta llegar a unos 3500 en la actualidad. Podéis obtener más información y colaborar en la página web de la fundación: www.cheetah.org

Cheetah Conservation Fund Namibia

Después de la visita aprovechamos para comer en el café del centro de visitantes. Aquí sirven comidas ligeras que incluyen los quesos que preparan allí mismo en la Dancing goat creamery, una granja de cabras propiedad de la fundación. Comimos quiche del día con ensalada (45$) y de postre un batido de plátano (20$) con yogur de leche de cabra. Muy rico todo.

Cheetah Conservation Fund Namibia restaurant

En definitiva, si os interesa ver guepardos desde muy cerca, aprender más sobre ellos y tal vez contribuir a que no desaparezcan de la faz de la Tierra, esta es una visita sin duda muy interesante. Incluso tienen una pequeña casa de huéspedes con tres habitaciones por si os queréis quedar a dormir.

Carretera al Cheetah Conservation Fund Namibia

En busca de la B1 tras visitar el CCF.

Paramos a llenar el depósito en Otjiwarongo (395$) y fuimos del tirón hasta Windhoek. Tardamos un poquito más de lo previsto porque la carretera estaba en obras. Están desdoblando la entrada norte a la capital. A las 16:15h estábamos ya en nuestro alojamiento, nuevamente el Urban Camp de Windhoek. Este sitio es genial porque tiene espíritu viajero y aventurero. Hay mucha gente que acampa sus 4×4 con las tiendas en el techo o reserva una tended camp como nosotros.

Urban Camp Tendet Windhoek Namibia

Para cenar habíamos reservado mesa en el famoso Joe’s Beerhouse. Es un restaurante muy cercano al Urban Camp y que es muy popular entre los turistas por su decoración y por su buena comida. Llegamos allí a las 18:30 y comimos en una mesa corrida. La decoración era de estilo safari vintage y para que la gente no pasara frío había diversas fogatas en los distintos salones.

Joes beerhourse Namibia

En la carta hay todo tipo de platos típicos de la gastronomía de Namibia como carne de caza. Nos fijamos que en algunos platos había la palabra «lekke» al lado. Es una palabra típica para decir que está muy bueno. Me pedí una lasaña de órix (110$) que realmente estaba deliciosa. De postre, pudding de malva (45$) que también estaba muy bueno. Es un restaurante que os recomendamos cien por cien. Comeréis muy bien y en un ambiente único.

Joes beerhouse Namibia

Datos de interés

Horario de visitas del Cheetah Conservation Fund: todos los días de 8 a 17 h (cierran el día de Navidad). Entrada 180$. Cheetah Drive: 480$ (incluye la entrada). Para reservar actividades, es mejor contactar con ellos previamente para consultar la disponibilidad.
Cheetah Café: quiche del día con ensalada 45$. Coca-cola: 12$. Batido de plátano: 20$.
Urban Camp: tienda deluxe 35$ con baño compartido.
Joe’s Beerhouse: lasaña de órix (110$),  curry de pescado (169$), pudding Malva (45$). Consejo: dar una propina de 10$-20$ a los aparcacoches del restaurante para que os lo vigilen con cariño.
Gasolina del día: 394$

Día de viaje: 10
Kilómetros recorridos: 617
Inicio de la ruta: 6:45h

Fin de la ruta: 16:15h
Total de kilómetros recorridos en el viaje: 4463
Gasolina gastada: 32,40 litros a 11,26$ (364$)
Pinchazos en ruta: 0

Deja un comentario