Excursión a un banco de arena en las Maldivas

Nuevo relato del blogtrip que las Fashion Travel Bloggers hicimos a las Maldivas en noviembre de 2016. En esta ocasión nos embarcamos en una excursión a un banco de arena desde el resort Bayan Tree Vabbinfaru. Go!

Como había llovido mucho por la madrugada, decidimos olvidarnos de hacer snorkel antes de desayunar y quedarnos un ratito más en la cómoda cama del Banyan Tree Vabbinfaru. Más tarde, y después de un buen par de huevos benedictinos muy ricos, nos preparamos para la excursión del día: un banco de arena en medio del océano.

Desayuno Banyan Tree Vabbinfaru

El barco nos dejó en un pequeño islote de arena blanca con forma de bumerán y nos fijamos que allí ya había desembarcado otro grupo. Los empleados del hotel que nos acompañaban montaron un toldo mientras nosotros dábamos una vuelta al islote. Tardamos unos minutos, de tan menudo que es. Luego estuvimos un rato explorando la fauna del arrecife de coral con nuestro equipo de snorkel. Cuando nos cansamos, volvimos al toldo.

Banyan Tree Vabbinfaru

Allí nos esperaba un tentempié a base de fruta fresca, refrescos y cervezas. El azul turquesa nos rodeaba por completo, así que caímos bajo su influjo y estuvimos charlando tranquilamente en las aguas cerca de la orilla. Teníamos el agua fresca hasta los hombros, sin olvidarnos del gorro y las gafas de sol. Tuvimos la sensación de estar disfrutando de algo verdaderamente especial y exclusivo. Un lujo total. Y nos hartamos a tomar fotos.

excursion banco arena Maldivas

En general, esta excursión incluye una barbacoa en la isla, pero nosotros preferimos limitarnos a un tentempié para poder comer tranquilamente en el restaurante del hotel. Otra posibilidad es planificar esta excursión como cena romántica en la isla de arena. Sea como sea, esta excursión permite disfrutar de un paisaje de ensueño.

excursion banco arena Maldivas

Volvimos a Vabbinfaru a comer y luego tuvimos la tarde libre hasta las seis y media. A esa hora volvimos al muelle y nos embarcamos en una nueva actividad que ofrece el Banyan Tree y otros hoteles de este tipo: la pesca nocturna. El barco nos llevó a un punto en medio del océano. Y allí, mientras el sol se fundía sobre el horizonte, aprendimos a pescar con anzuelo, sedal y plomillo. Hicimos descender el sedal unos veinticinco metros y esperamos a que picaran. Empecé a notar tirones, así que lo recogí rápidamente y saqué del agua un letrínido (en inglés lo llaman «emperor») de franjas amarillas, pero tan pequeño que me dio mucha pena. Le pedí a un empleado del hotel que le sacara el anzuelo de la boca y lo devolvimos al mar.

excursion banco arena Maldivas portada

Más tarde pesqué otro de tamaño más decente y este sí lo metieron en el cubo de las presas. Al poco de volver a bajar el anzuelo noté una tensión muy fuerte. Me tuvieron que ayudar a recoger el sedal, pero finalmente se debió escapar el pez, porque los tirones cesaron de repente y saqué el anzuelo sin rastro de cebo. De repente oímos un «¡ooooh!» en otro lado del barco y era otro de los clientes del hotel, que acababa de sacar del agua a un «red snapper», que en español tal vez sea un pargo rojo (Lutjanus campechanus) muy imponente, y que debía pesar unos cuatro o cinco kilos.

Pesca nocturna Vabbinfaru

Mientras esperábamos a que picaran de nuevo, contemplábamos la luna en el cielo. Aquel día se daba un fenómeno curioso: la luna gigante. No se mostraba tan grande desde 1948 e iluminaba el mar con todo su esplendor. Hacía una temperatura muy agradable y corría la brisa, así que charlando con el sedal en la mano, pasamos una velada muy a gusto.

Pesca nocturna Vabbinfaru

Cuando regresamos al Banyan Tree Vabbinfaru, nos esperaba una cena de alto copete. Tempura de verduras, luego sopa de lentejas con bolas de queso rebozadas, pescado hai-hai con champiñones y espinacas, y sorbete de coco.

Pesca nocturna Vabbinfaru La luna gigante sobre el mar de las Maldivas

Para bajarlo, fuimos a pasear un poco por la orilla. La luna iluminaba la arena casi como si fuera de día. Nos acercamos al agua con la esperanza de detectar la bioluminescencia del plancton que nos había comentado Natalia dos días antes (ver entrada del quinto día, hacia el final). Pero no hubo suerte. Y así terminó otro día más en el paraíso.

Pesca nocturna Vabbinfaru

Datos de interés

Banyan Tree Vabbinfaru: «Ocean ViewPool Villa» desde 955$ la noche con desayuno. Traslado en lancha rápida: 175€ viaje de ida y vuelta desde el aeropuerto. Hay que reservarlo junto con el hotel. Si reserváis a través de Booking tenéis que contactar con el hotel para acordar el traslado.

NOTA: El resort Banyan Tree Vabbinfaru junto con la oficina de Turismo de las Maldivas invitaron a las Fashion Travel Bloggers a conocer el resort y las actividades que ofrece para ayudar a hacer difusión de ellas. Las opiniones vertidas en este artículo son 100% nuestras y totalmente sinceras.

2 comentarios

  1. Reme 3 noviembre 2017
    • Isabel & Xavier 5 noviembre 2017

Deja un comentario