¡Adiós 2017! ¡Hola 2018! Resumen viajero del 2017

Hoy se acaba el 2017 y daremos paso a un nuevo año. Como ya es tradición, aprovecho este último día del año para hacer un repaso a los viajes que nos ha traído el 2017. Ya os aviso que este resumen va ha ser largo, por que caray, menudo año. Si tuviera que resumir el 2017 viajero la frase sería: un año de grandes viajes. ¡Viajeros al tren! Empieza el resumen viajero 2017 de Diario de a bordo:

Enero: Dublín

Empezamos el año con muy buen pie, pasando tres días en Dublin, visitando a nuestros amigos Louise y David que se mudaron de Escocia a la capital de Irlanda. Era nuestro primer viaje a Dublín y conocimos los atractivos principales de la ciudad y sobre todo disfrutamos de la buena mesa. De este viaje no hay nada publicado, quizás algún día llegue a vuestras pantallas.

Febrero: Nîmes

Aprovechando una oferta de Renfe-SNCF viajamos un fin de semana para conocer el patrimonio arqueológico de la ciudad de Nîmes y nos maravillamos con la impresionante Maison Carrée y el anfiteatro romano. Una zona de Francia que nos encantó y que acabaríamos repitiendo unos meses más tarde.

Maison Carree Nimes

Abril: Japón

Japón primera parte, por que en 2017 he viajado dos veces al país nipón. El primer viaje fue en abril para ver el hanami, la floración de los cerezos. Es complicado organizar un viaje para ver el hanami, ya que es temporada muy alta y es necesario organizar con tiempo el alojamiento, especialmente en Kyoto. Además, al ser un fenómeno de la naturaleza las fechas varían cada año. En principio el hanami estaba previsto en 2017 para finales de marzo, pero para esas fechas los vuelos estaban carísimos. Al final encontré un vuelo por 650€ llegando el 5 de abril, con lo que con suerte podríamos ver los últimos días de hanami en Kyoto. Pero la fortuna estuvo de nuestra parte: el hanami se retrasó cinco días y llegamos justo el primer día de máximo esplendor de las flores. ¡Bingo!

Estuve en Japón durante 18 días. Los ocho primeros los pasé con mi compi del trabajo, Silvia. Pasamos una noche en Osaka y siete en Kyoto. Durante el hanami esta ciudad es increíblemente bonita, y no hay rincón de la ciudad que no tenga decenas de cerezos plantados.

Diario de a bordo kyoto

La segunda parte del viaje la hice con Xavi y consistió en una ruta de 10 días por Honshu descubriendo los enclaves más importantes de la historia de Japón: como Hikone, Kanazawa, Ueda y Matsumoto. También viajamos hasta Nagano para ver a los monetes de Jigokudani. Finalizamos el viaje en Tokyo, donde pasamos una tarde en el Tokyo-Edo Museum antes de tomar el avión de vuelta.

Junio: Menorca

Gracias a Balearia tuvimos la oportunidad de descubrir la isla de Menorca y el patrimonio talayótico. Fue un fin de semana muy intenso, como casi todos los blogtrips, pero que disfrutamos muchísimo. Nos encantó Ciutadella, la naveta dels Tudons, las calas perdidas a las que solo se puede llegar a través de los camins de cavalls y la puesta de sol en la Cova d’en Xoroi pomada en mano.

Julio: Garrotxa

En julio nos escapamos un fin de semana en la Garrotxa para disfrutar de mi regalo de 40 cumpleaños: volar en globo. Pasamos un par de noche en la zona y además de cumplir con uno de mis sueños, disfrutamos también de pueblos con encanto como Santa Pau y Els Hostalets, recorrer en bicicleta una parte de la Via verda y sobre todo disfrutar de la magnífica gastronomía volcánica.

Diario de a bordo Garrotxa

Agosto: Australia

Y el gran viaje del año llegó, y no porque el viaje a Japón no hubiera sido grande, sino porque finalmente íbamos a viajar a Australia. No sabéis la de tiempo que teníamos este viaje en mente y la ruta organizada pero siempre por A o por B acababa postergándose. Hasta el último momento estuvimos sufriendo con que no saliera, pero ni una mega huelga de controladores de seguridad del aeropuerto pudo impedir que tomáramos nuestro vuelo a París, luego a Abu Dhabi y finalmente a Melbourne. Por primera vez poníamos nuestros pies en Oceanía.

Diario de a bordo Australia

El viaje a Australia fue increíble, sin duda uno de los mejores que hemos hecho. Es complicado quedarse con un momento: la noche al raso en Uluru, ver koalas en libertad, maravillarnos con la puesta de sol en los Doce apóstoles, callejear por la maravillosa Sydney… Bueno, sí, puedo destacar un momento: mi primera inmersión en la gran barrera de coral. Hacer submarinismo es algo que siempre me había dado mucho respeto, pero en cuanto me preguntaron en el bote en Cairns si lo quería hacer, no tuve ningún tipo de duda y fue una de las experiencias más maravillosas. Nadar entre torres de coral a las que la vista no alcanzaba el final, rodeada de cientos de peces de colores fue simplemente alucinante.

Diario-de-a-bordo-Sydney

Septiembre: Arlés

En septiembre teníamos tres días de fiesta y gracias a la invitación de Turismo de Arlés y Atout France nos desplazamos de nuevo hasta el sur de Francia para conocer el impresionante patrimonio arqueológico de Arlés. También aprovechamos para hacer una excursión en bicicleta por la reserva natural de la Carmarga. Un paraje precioso, incluso a pesar del viento de mistral.

Anfiteatro-romano-Arles

Octubre: Varsovia

En enero nos propusimos pasar un fin de semana con Louise y David en una ciudad que no fuera ni Dublín ni Barcelona. Por eso, nos pusimos a buscar una ciudad europea donde no hubiéramos estado ninguno y con buenas conexiones aéreas con ambas ciudades. No fue fácil, pero al final encontramos a la candidata: Varsovia.

Varsovia es una ciudad apasionante, con una historia de superación y con muy buena gastronomía. Lo tenía todo. Sin embargo, era la primera semana de octubre y la actualidad hizo que tuviera la cabeza más en Barcelona que en Polonia disfrutando de la escapada. Una lástima. Tendré que volver pronto a esa ciudad para resarcirme 🙂

Diario de a bordo varsovia

Noviembre: Japón

En noviembre viaje a Japón por segunda vez el mismo año (!). En principio tenía que ir a Japón porque una agencia de viajes me ofreció ir como guía acompañante para un grupo durante quince días. Durante semanas estuve trabajando con ellos el itinerario y viendo posibilidades para hacer un viaje en grupo especial. Pero finalmente el viaje no salió y en julio me encontré con que tenía las fechas reservadas y una gran decepción encima. Además, al chasco había que sumarle que había renunciado a un viaje de prensa a Nepal para guardarme los días para ese viaje…

Diario de a bordo asakusa

Total, como ya me había hecho a la idea de que en noviembre iba ir a Japón, decidí ir igualmente. Aproveché las dos semanas para hacer un curso intensivo de japonés en Tokyo. No es mi ciudad favorita de Japón, pero pensé que sería una buena oportunidad para reconciliarme con ella. En esos quince días no paré: por la mañana iba a clase y por la tarde aprovechaba para visitar la ciudad. Me compré un iPhone nuevo en Ginza, visité Shibuya y Harajuku, visité viejos amigos, fui a la Tokyo Tower, pasee por Akihabara y compré libros frikis para Xavi, me escapé a Disney Tokyo, compré una sartén para hacer takoyaki en Kappa-bashi y contemplé decenas de veces el Senso-ji en Asakusa, zona donde tenía el alojamiento.

Diario-de-a-bordo-curso-japones
El único fin de semana que pasé en Japón aproveché para visitar Nikko y Okunikko. Okunikko me encantó, pude ver la cascadas, hacer senderismo por la meseta de Senjogahara, bañarme en un rotenburo mientras nevaba, ver el Kôyô y disfrutar del maravilloso santuario Toshogu en Nikko. ¡Estoy deseando escribir sobre esta excursión!

Toshugu Nikko Japon

Diciembre: Rumania

Cuando aterricé en Barcelona después de Japón, el teléfono me anunció que en diez días tenía un vuelo a Bucarest. Madre mía. Tenía un jet-lag de magnitudes bíblicas y quince días de falta de sueño acumulado, y si os soy sincera tener que volver a viajar me daba mucho palo.

Sin embargo, me recuperé justo a tiempo y disfrutamos del último viaje del año 2017: una ruta en coche por Transilvania de seis días. Hacía tiempo que queríamos ir a Rumania y encontramos un vuelo por 60€ para los días antes del puente de diciembre, así que nos lanzamos. Transilvania nos gustó mucho, especialmente las ciudades amuralladas como Sighisoara y las iglesias fortificadas. Pusimos base en Brasov y desde allí fuimos haciendo excursiones de un día, lo que nos hizo tomarnos el viaje con mucha calma.

¿Qué os ha parecido el resumen? ¿Cuál ha sido vuestro viaje favorito de los que hemos hecho? Sé que últimamente los comentarios ya no se llevan, pero nos haría mucha ilusión saber vuestra opinión. 🙂

¿Y qué nos deparará el 2018? De momento tenemos un viaje ya planeado. Viajar al sur de Estados Unidos para visitar Nueva Orleans, Memphis, Nashville y Orlando. ¡Gracias Norwegian por vuestra tarifa a 280€! Y en junio tengo entradas para ver a Taylor Swift en Dublín. Aparte de esto, es posible que vuelva a Japón en verano y tengo ganas de hacer otro tramo del Camino de Santiago. Si tuviera que hacer mi lista de viajes a los Reyes Magos para el 2018 sería…

  1. Colombia
  2. Bolivia
  3. Noruega
  4. Tíbet
  5. Nepal
  6. Camino de Santiago
  7. Japón
  8. Macedonia
  9. Filipinas
  10. Parques Nacionales de EE.UU.

¡FELIZ AÑO 2018 A TODOS!

Deja un comentario