Excursión a la reserva natural de la Camarga desde Arlés

Durante la escapada de tres días a Arlés dedicamos un día a hacer una excursión a uno de los parajes naturales más bonitos del sur de Europa: la reserva natural de la Camarga. A continuación puedes leer qué hacer, qué ver y cómo ir hasta la Camarga desde Arlés en transporte público.

Ya cuando fuimos a Nîmes nos quedamos con las ganas de ir a la Camarga. Por eso, cuando vimos que desde Arlés se podía llegar en autobús a la población de Salin-de-Giraud, nos fuimos para allí directos. El día anterior nos estuvimos informando en la oficina de turismo de Arlés cómo ir a la Camarga en bus y qué itinerarios podíamos hacer allí. En la oficina de turismo venden un libreto (8,5€) con las diferentes rutas que se pueden hacer por la zona, ya sea andando o en bicicleta, y te indica el tiempo orientativo que se tardan en recorrer.

Itinerarios por la Carmaga

Al no disponer de mucho tiempo, decidimos alquilar una bicicleta en Salin-de-Giraud Centre para hacer un par de senderos. En septiembre ya está en funcionamiento el horario de invierno de los autobuses, así que la frecuencia es mínima. A eso se sumó que era la Feria del arroz ese día, por lo que el autobús salía una hora más tarde y volvía a Arlés una hora antes. Y eso nos dejaba menos tiempo para disfrutar de la zona y el paisaje.

El autobús número 10 conecta Arlés con Salin-de-Giraud en más o menos una hora y cuesta 1€ (se paga al conductor). Bajamos en la parada Salin-de-Giraud centro para recoger las bicicletas que teníamos reservadas (15€). Le explicamos al propietario los senderos que queríamos recorrer ese día y nos aconsejó usar BTT. Cruzando la plaza des Gardians está la panadería Lorana, donde compré unos bocadillos para comer durante la ruta.

Autobus 10 Arles a Camarga

La reserva regional de la Camarga se sitúa en el golfo de León y el parque natural fue creado en 1970 con la misión de conciliar el crecimiento humano con la conservación del medio ambiente. Tiene una extensión de 100.000 hectáreas distribuidas entre tres poblaciones: Arlés, Les Saintes-Maries-de-la-Mer y Port-Saint-Louise-du-Rhône.

El parque hace gran hincapié en su conservación y muchas zonas no son accesibles en coche, por lo que es ideal para recorrerlo a pie, a caballo o en bicicleta aunque el viento no lo haga una tarea fácil. El famoso viento de mistral, el mismo que dicen que hizo volver loco a Van Gogh, nos hizo la puñeta durante nuestra visita por la Camarga. Por qué no decirlo: una bicicleta eléctrica hubiera facilitado nuestra visita, así que tomad nota. 🙂

Camarga Francia

Hay 14 senderos para poder descubrir la Camarga, y lo genial del libreto que venden en la oficina de turismo de Arlés es que te da el tiempo orientativo que se tarda en recorrerlos, ya sea en bicicleta o a pie. Valorando el tiempo que teníamos, optamos por recorrer el sendero número 9: flamencos rosas y salinas. Este recorrido de 29 km se tarda unas 4 horas en recorrer en bicicleta y 6 caminando.

Itinerario 9 Camarga

El itinerario se inicia en Salin-de-Giraud, población famosa en su día por la explotación de las salinas y que experimento un gran boom a finales del siglo XIX. En ese periodo, muchos obreros se desplazaron hasta allí para trabajar en la explotación de la sal y se construyeron viviendas para alojar a las familias que allí se instalaron. Esos edificios aún se mantienen y se consideran históricos. A Salin-de-Giraud emigraron familias procedentes de España, Italia y Grecia, y de aquella época todavía se conserva una iglesia ortodoxa.

Salin de Giraud

Pedaleamos por la carretera D36 en dirección a Arlés. Se pedalea por la carretera, pero pasaba poco tráfico. Dos kilómetros más tarde, encontramos un desvío a mano izquierda en dirección a la reserva de la Camarga. Allí nos adentramos en la carretera D36c.

Camarga en bicicleta

Al llegar al Mas Cameroun decidimos seguir en dirección al Mas Saint-Bertrand. Por este tramo de carretera fuimos viendo campos donde se crían toros en libertad y majestuosos caballos blancos en algunas fincas. Los toros son una importante tradición provenzal y en el parque natural de la Camarga se crían en libertad ayudados por los Gardians, jinetes que cabalgan los caballos. Si os interesa conocer más esta tradición, la monta camarguesa y la carerra «à la corcarde» lo podéis hacer en La manada Jacques Bon en Le Sambuc.

Caballos Carmarga

Dejamos atrás la carretera pavimentada y nos adentramos en un camino de arena un poco tortuoso. Y poco a poco empezamos a divisar la tierra blanca de las salinas. Llegamos hasta el punto de observación de flamencos. Allí había algunos bancos en una pequeña plataforma de madera donde aprovechamos para comernos el bocadillo mientras disfrutábamos del paisaje. A lo lejos divisamos unos puntitos rosas que eran grupos de flamencos, que pocas semanas más tarde dejarían la marisma para emigrar a tierras más cálidas.

Etang du Fangassier camarga

Seguimos pedaleando por el camino hasta llegar a una barrera que estaba cerrada. Allí había una señal que indicaba que está prohibido circular en coche, pero sí es apto para ciclistas y senderistas. Esa zona es la que más nos gustó del itinerario. Aquí nos adentramos en una pequeña parte el dique marino (Digue à la mer), una estructura para prevenir inundaciones que se construyó a finales del siglo XIX junto a la costa litoral del delta del Ródano.

Camarga etang du fangassier

Fue fantástico recorrer este tramo en bici. Las maderas secas que delimitaban el dique, la sal blanquecina, el agua, y la espuma que el viento arrastraba hacia el camino formaban un conjunto mágico. Además, en este tramo el viento soplaba en nuestra dirección, y eso hizo muy fácil pedalear. Fue una sensación extraña que nos hacía reír sin querer: aunque levantaras los pies de los pedales, el viento te empujaba por la espalda y te deslizabas sin esfuerzo por el camino. Aquí nos concentramos únicamente en disfrutar del paisaje.

Camarga etang du fangassier

Al poco pasamos la barrera de Symadrem, y allí volvimos a compartir el camino con unos pocos coches y motos. Seguimos disfrutando del paisaje hasta llegar a la torre en ruinas (Tourvieille). Un poco más adelante hay un desvío hacia la derecha que nos lleva hasta el faro de Faraman y, si sigues por ese camino te lleva de vuelta a Salin-de-Giraud. El problema es que no teníamos muy claro cuánto se tardaría en recorrer ese tramo. Para no arriesgarnos decidimos seguir pedaleando por la C140 dirección al Mas Cameroun y de allí de regreso a Salin-de-Giraud por el mismo camino que habíamos ido.

etang du fangassier sal marina

Al llegar, vimos que nos daba tiempo de seguir por la D36 hasta la plataforma de observación de la salinera. Desde Salin-de-Giraud solo eran dos kilómetros que se nos pasaron muy rápido porque el viento soplaba a nuestro favor. El observatorio era un enorme montículo de tierra. Desde lo alto pudimos ver las Salinas de Midi y un paisaje transformado por la mano del hombre. Salinas cubiertas de agua rosácea que componen un panorama irreal, como si fueran el decorado de una peli de ciencia ficción. El agua es rosa debido a la presencia de un alga capaz de sobrevivir en un entorno tan salado.

Salinas de Camarga

Como nos envalentonamos, decidimos pedalear hasta la Domaine de la Palissade, solo teníamos que sumarle seis kilómetros más, solo ida. Cuando llegamos, el centro de información estaba cerrado, pero tomamos el sendero marcado para adentrarnos un poco en este espacio natural que se extiende entre los meandros de la desembocadura del Ródano.

Extension itinerario 9 camarga

En la orilla del río crecen unas plantas singulares por ser capaces de sobrevivir a la elevada salinidad del agua. La reina halófila de este paisaje es la saladelle, parecido a la lavanda, que absorbe el agua salada y expulsa la sal por unos poros situados en el reverso de sus hojas. Por otro lado, el árbol emblemático de la Camarga es el tamariz, que sirve de refugio a muchos ejemplares de la fauna autóctona, como el ruiseñor, la culebra de Montpellier o la ranita meridional.

Pelussa camarga

Miramos el reloj y decidimos emprender el regreso a Salin-de-Giraud sin poder llegar hasta la playa de Piémasón. No podíamos ir y volver a tiempo para tomar el autobús. Desde Domaine de la Palissade hasta Salin-de-Giraud teníamos 8km que se nos hicieron muy difíciles porque el viento sopló en contra todo el rato. Fue una tortura. Conseguimos llegar a Laurelyne Boutique para devolver las bicicletas y justo tomar el autobús de regreso a Arlés. Nos quedamos con ganas de más, de descubrir con más calma otros parajes y de montar a caballo. Pero ahora ya hemos aprendido la lección y, por eso, la próxima vez pasaremos la noche en la Camarga.

excursion camarga bici

DATOS DE INTERÉS

Autobús de Arlés a Salin-de-Giraud: 1€. Podéis consultar los horarios en la web Envia. Tened en cuenta que los domingos el autobús tiene menos frecuencia: de septiembre a julio solo hay un autobús por la mañana (8:55h parada Clemenceau) y otro por la tarde (17:05h). Para volver de la Camarga a Arlés hay un autobús a las 9:55h y otro a las 18h. Consultad los horarios antes, porque durante las festividades los horarios pueden verse alterados.

Alquiler de bicicleta en Laurelyne Boutique. Alquilar la bicicleta el día entero cuesta 15€ y medio día 10€. Es recomendable reservar con antelación: [email protected]

Boulangerie Lorana: bocadillo vegetal: 3,80€. Os recomendamos comprar allí agua porque durante la ruta casi no hay sitios donde comprarla.

Para disfrutar del parque natural de la Camarga con tranquilidad lo mejor es pasar la noche en Salin-de-Giraud.

Si preferís hacer la visita guiada a la Camarga, en el siguiente enlace encontraréis tours guiados y excursiones.

Itinerarios por la Camarga en PDF

Mapa general de itinerarios (en español)
Itinerario 1: The Sea Dike (en inglés)
Itineriario 2: The marshes: de Albaron a Saliers (en inglés)
Itinerario 3: Toros y viñedos (en inglés)
Itinerario 4: De Arlés a Vaccarès Pond (en inglés)
Itinerario 5: Carmarga; caballos y campos de arroz (en inglés)
Itinerario 6: entre el ferry de Bac du Sauvage y Cacharel ranch (en inglés)
Itinerario 7: el sendero de los cinco cañones (en inglés)
Itinerario 8: el Vaccarès, itinerario de dos días (en inglés)
Itinerario 9: flamencos rosas y salinas (en inglés)
Itinerario 10: A unique Camargue village, Salin-de-Giraud
Itinerario 11: por la orilla del Rodano (en inglés)
Itinerario 12: Una ciudad rodeada por el agua, Port-Saint-Louis-du-Rhône (en ingles)
Itinerario 13: del puente de Van Gogh al pantano de Vigueirat (en inglés)
Itinerario 14: Alpilles Crau Camargue (en inglés)

También hay itinerarios en francés y alemán en este enlace.

Nota: Queremos agradecer a Turismo de ArlésAtout France y Renfe-SNCF la invitación para descubrir la ciudad de Arlés y el parque natural de la Camarga. Todas las opiniones vertidas en este artículo son 100% nuestras.

Deja un comentario