Cuenca con amigos (y blogueros)

Hemos pasado un fin de semana en Cuenca con un grupo de amigos muy especial. Hace unas semanas, Víctor, de Mi patria son mis zapatos, nos invitó a pasar el fin de semana en su casa de la Huerta de la Obispalía, un pequeño pueblo en el que todos los vecinos se conocen y en el que cada mañana una furgoneta va a vender el pan, porque no hay ni panadería ni tiendas. Nosotros nunca habíamos estado en Castilla la Macha y aceptamos la invitación encantados. Además, íbamos a poder coincidir nuevamente con Víctor y Eva, con Rebeca de El rincón de Sele y conocer en persona a Adela de Callejeando por el planeta y a Raúl de Un peregrino por el mundo. Un fin de semana lleno de buenos amigos y grandes viajeros.

El sábado, después de un desayuno de campeones, aprovechamos para hacer una visita a la ciudad de Cuenca, patrimonio de la humanidad desde 1996. La ciudad histórica fortificada de Cuenca fue construida en un principio como punto defensivo del califato de Córdoba y es famosa por su centro histórico perfectamente conservado y por las casas colgadas.

Casas colgadas de Cuenca

Empezamos la ruta subiendo hasta “el Santo”, un mirador que hay en una montaña frente al centro histórico donde se puede disfrutar de una magnífica panorámica de Cuenca. Luego volvimos al coche para ir a ver la ciudad. Conseguimos aparcar justo debajo del Puente de San Pablo, que une el Parador Nacional con la parte donde están las casas colgadas, y Víctor nos explicó que antiguamente el puente era de cuerdas y madera. Desde el extremo del puente, puede verse una de las vistas más famosas de Cuenca, la de las casas colgadas, el casco histórico y la Hoz del Huécar.

De hecho, esta misma panorámica se ha hecho muy popular en Japón, porque el autor del anime (serie de dibujos) Sora no oto (el sonido del cielo) se ha inspirado en Cuenca para crear la ciudad en la que pasa la acción. Así que no fue de extrañar que durante nuestra ascensión al centro histórico nos cruzáramos con varios grupos de japoneses que estaban visitando la ciudad.

Sin duda, lo más emblemático de Cuenca son las casas colgadas (¡que no colgantes!). Es un edificio construido entre los siglos XIV y XV y que hasta el siglo XVIII albergó el ayuntamiento. Lo que más destaca son las balconadas de madera. Las casas se pueden visitar, una es un restaurante y otra de ellas es el museo de Arte Abstracto español.

Cuenca inspira Sora no oto

Seguimos nuestra ruta hasta llegar a la Plaza Mayor donde se encuentra la catedral de Nuestra Señora de Gracia. Fue construida a finales del siglo XII en estilo gótico normando y no entramos porque había que pagar 5 euros. De hecho, si la queréis visitar gratis, podéis hacerlo los domingos a las 9.30 y las 12, horas en las que se celebra la misa.

Catedral de Cuenca

 

En un extremo de la Plaza Mayor, sobre tres arcos, está el ayuntamiento de Cuenca y, frente a la catedral, la pintoresca calle Alfonso VIII, que le da un toque de colorido a la plaza. Hay muchos rincones para descubrir en el centro histórico de Cuenca, pero cuando siete locos de los viajes se juntan, el tiempo pasa volando.

Cuenca

Para comer fuimos al restaurante Ronda, donde tenían un menú degustación con los platos más típicos de la zona: morteruelo, mojete, morcilla y chorizos caseros, ajoarriero, gazpacho pastor, pisto manchego y lomo de orza (cerdo). Mi amiga Anabel, que también tiene casa en Cuenca, sabedora de mis problemas estomacales, me recomendó que fuera con cuidado con la comida porque es bastante contundente, así que me pedí pisto con lomo de orza (cerdo). Aun así, probé un poco de los platos tradicionales y todos estaban muy buenos, sobre todo los chorizos caseros.

Comida típica Cuenca

Morteruelo, mojete, morcilla y chorizos caseros

Como podréis imaginar, la sobremesa se hizo bastante larga hablando de viajes, anécdotas y demás. Para bajar la comida, seguimos caminando por la ciudad bastante rato y, horas más tarde, nos sentamos a tomar algo delante de la catedral en el bar La Tinaja, hasta que anocheció y volvimos a las casas colgadas para verlas iluminadas.

Cuenca es muy bonita y todo está muy bien cuidado. Además, hay diversas oficinas de turismo por el centro y en la web de Turismo de Cuenca podéis descargaros diversos itinerarios para recorrer la ciudad.

Casas colgadas Cuenca

Datos de interés:
1. Autopista Barcelona – Valencia: 31,72 € (ida y vuelta 63,44 €), a partir de Valencia hay autovía hasta Cuenca.
2. Restaurante Ronda. Calle San Pedro, 20. Menú degustación: 14,50 €, lomo de orza (cerdo) con patatas: 7,50 €, pisto con carne (lomo de orza/cerdo): 7,50 €.

Blogueros en Cuenca

25 comentarios

  1. Babyboom 20 marzo 2012
  2. Helena 20 marzo 2012
  3. M.C. 20 marzo 2012
  4. Míriam 20 marzo 2012
  5. Sergio 20 marzo 2012
  6. Victor 20 marzo 2012
  7. machbel 20 marzo 2012
  8. Arilena 20 marzo 2012
  9. Carfot 20 marzo 2012
  10. José Carlos DS 20 marzo 2012
  11. Victor El mundo a tus pies 21 marzo 2012
  12. Madaboutravel 21 marzo 2012
  13. Purkinje (mapaygps) 23 marzo 2012
  14. moonflower (Carol) 27 marzo 2012
  15. Dany 3 abril 2012

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Isabel Romano
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: iromano.diario @ gmail .com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.