Excursión a los templos de Tanah Lot y Luhur Ulu Watu

Ese era nuestro último día en Bali. De hecho, esa tarde salía nuestro vuelo con destino a Yakarta, que casi pondría punto final a nuestro viaje. Aprovechando que teníamos que ir al sur, volvimos a contratar los servicios del conductor que nos había llevado anteriormente por la isla, para visitar un par de enclaves antes de ir al aeropuerto y, a la hora acordada, nos estaba esperando en la puerta del hotel.

Tana Lot Bali
Nuestro primer destino fue el Pura Tanah Lot, uno de los templos más venerados de Bali. Para llegar allí, primero tuvimos que cruzar Kuta. Kuta tiene muy mala fama porque es donde todos los turistas australianos y apasionados del surf han puesto su base. Para que os hagáis una idea, vendría a ser el Salou o el Lloret de los australianos. De hecho, cuando te acercas a la ciudad ves como cambia completamente el paisaje, y de campos de arroz pasas a ver grandes tiendas de primeras marcas de surf, además de que las motos directamente llevan un gancho en el lateral para poder transportar la tabla de surf por la isla.

Tana Lot Bali
Cuando finalmente conseguimos atravesar la ciudad, llegamos al Pura Tanah Lot. En realidad, tuvimos suerte y solo tardamos en llegar una hora y cuarto desde Ubud, pero según la hora del día se puede tardar mucho en cruzar Kuta.

Tana Lot Bali
Cuando llegas al aparcamiento del templo, un montón de tiendas de souvenires te dan la bienvenida. Nos pusimos en marcha para ir en dirección al templo y vimos un cartel que indicaba que había que ir por un camino que se adentraba por una callejuela de tiendas que, al finalizar el recorrido… ¡iba a parar adonde habías empezado! Los muy malvados lo han puesto porque, si no, nadie pasaría por aquella calle paralela repleta de paradas y tiendecillas.

Luhur Ulu Watu Bali

¿Veis el templo allí arriba?


Cuando finalmente llegas al final del recorrido comercial, hay que bajar unas escaleras y, a lo lejos, dentro del mar, está el santuario. De hecho, en el templo no se puede entrar, pero en la roca hay una especie de pequeño santuario y ese sí que se puede visitar. Lo malo es que para cruzar hay que ir con cuidado de no mojarse o dejarse arrastrar por las olas y para eso hay un par de empleados del templo en la orilla opuesta para ayudar a la gente a cruzar.

Luhur Ulu Watu Bali

Venga que os hago un zoom.


Lo más bonito del templo es el hecho de que está rodeado de agua. El atardecer es la hora estrella para visitarlo y, por tanto, la hora en que está más concurrido. En el acantilado que hay enfrente del templo hay unos restaurantes con terraza y vistas donde sentarse a tomar algo y poder ver el templo desde lo alto. Pero si no queréis tomaros nada, también se puede subir sin pagar, ya que hay zonas que no son de ningún local.

Luhur Ulu Watu Bali
Al rato, volvimos al coche para ir a nuestro siguiente destino, el Pura Luhur Ulu Watu, que, juntamente con Tanah Lot, es uno de los templos más venerados. El hecho de que se construyan templos en el mar o en la costa es porque los balineses piensan que los malos espíritus habitan allí, con lo que la isla vive prácticamente de espaldas al mar.

Luhur Ulu Watu Bali

Los monacos del Pura Luhur Ulu Watu


Lo más curioso del templo Luhur Ulu Watu es que los monos que habitan allí son bastante violentos. En la entrada hay carteles que avisan de hay que ir con mucho cuidado con todos los objetos personales y, sobre todo, con las gafas, ya que los macacos cangrejeros de ese templo tienen la manía de arrebatárselas a todo aquel que entre despistado. De hecho, a una mujer le quitaron la zapatilla y lo suyo le costó recuperarla.

Luhur Ulu Watu Bali

El ladrón de chanclas

Esquivando los monos como buenamente podía, y viendo todo borroso porque no llevaba gafas, llegué al escarpado acantilado en el que majestuosamente está emplazado el templo. Cuando nosotros fuimos tampoco se podía entrar allí, pero valió la pena la excursión por el simple hecho de estar allí arriba y contemplar el paisaje.

Luhur Ulu Watu Bali

Si quieres echar una siesta, mejor con un palo para defenderte de los monos.


Volvimos al coche y pusimos rumbo al aeropuerto, donde pondríamos punto y final a nuestra aventura balinesa. Antes de llegar a esta isla, temía que Bali fuera como otra Riviera Maya pero, a pesar de su turismo, creo que esta vez supimos encontrar nuestro sitio y así relajarnos y descansar… a nuestro estilo.

Aeropuerto de Bali

Comida del día


Datos de interés:

1. Taxi de Ubud a Tanah Lot, Luhur Ulu Watu y al aeropuerto de Denpasar: 375.000 rupias (31).
2. Entrada Tanah Lot: 10.000 rupias (0,84€).
3. Entrada Luhur Ulu Watu: 3.000 rupias (0,25€).
4. Restaurante en el aeropuerto de Denpasar: soto ayam (sopa de pollo): 25.000 rupias (2,10€).
5. Menú McPollo en el aeropuerto: 37.500 rupias (3,17€).
6. Tasas salida vuelo doméstico: 30.000 rupias (2,5€). Atención que hay que pagar en efectivo.
7.  Vuelo de Bali a Yakarta con AirAsia: 675.000 rupias (55 euros)/persona, facturando una maleta de 25kg por persona.
8. Hotel FM7. Habitación doble con desayuno: 549.000 rupias (43,80 euros), incluye la entrada gratuita al spa y servicio de traslado al aeropuerto.

Encontrarás más datos en la mini guía del viaje a Indonésia. ¡No te la pierdas!

13 comentarios

  1. Anonymous 11 febrero 2011
  2. míriam 21 febrero 2011
  3. Isabel 21 febrero 2011
  4. Dany 21 febrero 2011
  5. Fran 21 febrero 2011
  6. M.C. 22 febrero 2011
  7. Helena 22 febrero 2011
  8. José Carlos DS 24 febrero 2011
  9. Isabel 24 febrero 2011
  10. See berita sepak bola online Indonesia 13 julio 2013
  11. sergio 12 septiembre 2013
  12. Raquel 15 julio 2018
    • Isabel & Xavier 15 julio 2018

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Isabel Romano
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: iromano.diario @ gmail .com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

_ga, _gat, _gid, gdpr, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

1P_JAR, APISID, CONSENT, HPSID, NID, SAPISID, SID, SIDCC, SSID, act, c_user, datr, fr, m_pixel_ratio, presence, sb, wd, xs, _pinterest_cm, wp_api, wp_api_sec, tk_tc, datr, _js_datr, _ga, _sp_zendesk, bkng, cors_js, cto_lwid, cws, esadm, lastSeen, utag_main, zz_cook_tms_ed, zz_cook_tms_ep, zz_cook_tms_hlist; zz_cook_tms_seg1, zz_cook_tms_seg3, vpmss, header_signin_prompt, _tq_id.TV-273681-1.3b4c, IDE, BT, PI, UI
1P_JAR, APISID, CONSENT, HPSID, NID, SAPISID, SID, SIDCC, SSID
act, c_user, datr, fr, m_pixel_ratio, presence, sb, wd, xs
_pinterest_cm
wp_api, wp_api_sec, tk_tc
datr, _js_datr
_ga, _sp_zendesk, bkng, cors_js, cto_lwid, cws, esadm, lastSeen, utag_main, zz_cook_tms_ed, zz_cook_tms_ep, zz_cook_tms_hlist; zz_cook_tms_seg1, zz_cook_tms_seg3, vpmss, header_signin_prompt, _tq_id.TV-273681-1.3b4c
IDE
BT, PI, UI

Analytics

Other