London Calling, again!

Este pasado puente del 11 de septiembre hemos vuelto a Londres. Ya os expliqué que en julio nos quedamos con ganas de ver un par de obras de teatro y vete aquí mi sorpresa que ese fue mi regalo de cumpleaños.

City-of-London

La idea era concentrar las dos obras el viernes 11 de septiembre y, viendo los horarios, decidimos salir el jueves por la noche con Easyjet desde terminal 2 de aeropuerto del Prat (terminal fantasma desde que se ha inaugurado la nueva T1). El vuelo salía a las 21:55 de Barcelona y llegaba a las 23:15 al aeropuerto de Stansted. Nuestra idea era coger el tren hasta Liverpool Street y allí, si todo salía bien, cogeríamos el último metro. Pero claro, el hombre propone y Easyjet dispone, y el vuelo salió de Barcelona con más de una hora de retraso. Eso hizo que tuviéramos que replantearnos cómo llegar al centro, ya que Liverpool Street estaba muy lejos de nuestro hotel como para ir en taxi. Cuando finalmente llegamos a Stansted y pasamos el eterno control de pasaportes, fuimos hacía el mostrador de Easybus para comprar los billetes, pero estaban agotados. Con un poco de pánico nos fuimos al mostrador de National Express y por suerte ellos tenían asientos para el autocar que salía en 15 minutos hasta Victoria Station. El autocar nos costó 10 libras y era muy moderno y cómodo (con asientos de piel). Lo malo es que al entrar en Londres hace varias paradas y al final llegas a Victoria Station una hora y media más tarde. De Victoria Station a Earls Court (donde estaba nuestro hotel) hay solo 4 paradas de metro y, aunque estábamos ya resignados a pagar una fortuna por el taxi, sorprendentemente la carrera sólo nos costó 13 libras. En el aeropuerto avisamos al Windsor House B&B que llegaríamos tarde y nos dijeron que picáramos al timbre y que nos abrirían. Después de estar unos cinco minutos llamando, salió un coreano medio en pijama y legañoso a abrirnos la puerta y darnos la llave de nuestra habitación. Esta vez la habitación tenía ducha pero no wáter propio, lo que para una meona como yo es un rollo, porque durante la noche me levanté dos veces a mear y encima el baño estaba en el piso de arriba. Total, que al final nos metimos en la cama a las 2.30 am hora de Londres, 3.30 hora española.

London-Hyde-Park


La mañana siguiente pasamos olímpicamente del desayuno, nos levantamos a las 10 de la mañana y sorprendentemente con un día soleado. Toda una novedad para mí, ya que en los dos anteriores viajes a Londres me llovió y me hizo frío. Así que aprovechamos para ir a visitar Hyde Park. Hyde Park es enorme. No sé si es más grande que Central Park, pero es muy vasto. Estuvimos paseando por los jardines, por el lago y después de una hora y pico en la que acabé con las piernas un poco cansadas, nos fuimos a ver la primera obra de teatro del día.
Londres-Spitifields-Market

A las 2 del mediodía empezaba la obra “As you like it” (Como gustéis, 1599 aprox.) en el teatro Globe. El teatro Globe está situado al lado de la Tate Modern y es una réplica del teatro original donde se representaban las obras de Shakespeare. La verdad es que cuando entré en el teatro me quedé muda. Es una pasada porque parece que te transporte a otra época con sus palcos de madera y al aire libre. Por suerte, se puede alquilar un cojín por 1 libra para que las dos horas y media en un banco de madera se hagan más soportables. La obra, que no es mi preferida del autor, estuvo muy bien interpretada y era bastante divertida. Lo que más me gustó fue la interactuación de los actores con el espacio. Se puede ver la obra de pie en el foso por 5 libras o adquirir un asiento, cuyo precio oscila entre las 15 y las 33 libras. Nosotros compramos las entradas semanas antes a través de su web y nos las enviaron a casa.

London-Globe-Theater-Shakespeare

Después de la obra nos fuimos hacía Victoria Station, ya que allí estaba el Apollo Theatre Victoria donde se representaba Wicked, el musical que iríamos a ver a las 19.30h. Antes de entrar al teatro, fuimos a cenar a un restaurante indio que había delante llamado Victoria Indian Cuisine Tandoori Restaurant. (Metro Victoria Station, obviamente). Como bien me dijo mi amiga Júlia (que vive en Oxford) en Inglaterra es más complicado entenderse en inglés con extranjeros residentes en el país que con autóctonos, y después de una conversación surrealista con el dueño para averiguar si en una hora nos daría tiempo de cenar antes de entrar en el teatro, finalmente cenamos allí. El restaurante era un pelo caro pero la comida estaba muy buena.
Londres-comida-india-Victoria-Station

Como nos aseguró el dueño, 20 minutos antes de empezar la obra ya habíamos acabado de cenar y nos fuimos al teatro. “Wicked” trata sobre la historia no contada de las brujas de Oz o mejor dicho el trasfondo de la historia. El porqué la bruja mala era así o, mejor dicho, por qué la hiceron parecer así. La obra tiene números musicales muy buenos, pero la historia a veces flojea un poco, sobre todo en la parte en que el guón se solapa con la película. Igualmente, es muy recomendable. Nosotros teníamos entradas de platea que compramos por Internet con antelación y que recogimos directamente en el teatro. Por desgracia, me tocó una cabezona delante que me tapaba medio escenario y me tuve que pasar toda la obra esquivando su enorme melón. Problema mio por ser bajita y de la sala que tenía poca inclinación. Después del teatro y, cansados, nos fuimos al hotel a dormir y al llegar nos encontramos una nota que nos recordaba que el check-out era a las 10.


Al día siguiente nos levantamos a las 9 con un sol increible (¡hasta hacía calor!) y, como el desayuno se servía de 7 a 8.15 (¡que horas!), nos fuimos a desayunar un típico English breakfast consistente en huevos al gusto, salchichas, bacon, tomate y tostadas. Con la barriga llena nos fuimos a dar una vuelta por las tiendas del centro, ya que quería mirar algo de ropa y una librería. Al final decidimos ir también a dar una vuelta por el Spitalfields Market que había recomendado mi compañero Marc en su blog (La volta dels 25), pero lo malo es que llegamos un poco tarde y solo tuvimos 30 minutos para recorrerlo porque a las 3 salía el autobús para el aeropuerto de Luton.

Lo que más me gustó de ese día, fue que al hacer sol y calor, cualquier hueco con césped estaba ocupado por un londinense tomando el sol. Supongo que para ellos es todo un lujo. Lo que más me gustó del viaje fue la obra de Shakespeare en el Globe. Sin duda lo recomendaría a todo el mundo incluso aunque no se domine el idioma. Es algo que hay que vivir, y si queréis encontrar una oferta para Semana Santa para viajar a Londres podéis consultar las ofertas de Destinia.

Londres-Wicked-Musical

Datos de interés:

Victoria Indian Cuisine Tandoori Restaurant (318 Vauxhall Bridge Road Telf. 020-7834-4686)
Tika Masala 8,50 libras, arroz blanco 2,5 libras y Mango Lassi 2 libras.

Taxi de Victoria Station a Earls Court Station por la noche: 13 libras.

Sandwich de bacon de la cadena Pret a Manger (por todas partes en Londrés): 2,95 libras.

Easybus de Victoria Station a Luton Airport: 14 libras / estudiantes: 11 libras.

Bus de Stansted Airport a Victoria Station: 10 libras.

4 comentarios

  1. monica 21 septiembre 2009
  2. monica 21 septiembre 2009
  3. miriam 21 septiembre 2009
  4. Isabel 21 septiembre 2009

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Isabel Romano
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: iromano.diario @ gmail .com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.