Batwa Experience

Os traemos un nuevo relato del viaje a Uganda. Tras lo vivido en la peor noche de nuestra vida, en Butogota, al día siguiente despertamos en medio del Parque Nacional del Bosque Impenetrable de Bwindi y dedicamos el día a conocer a los pigmeos Batwa.

Batwa-experiece-Uganda

Esa noche había llovido. Pero en nuestra choza no solo habíamos oído la lluvia, sino toda una orquesta de sonidos nocturnos constantes y extraños de la naturaleza salvaje. Se notaba que estábamos dentro del Parque Nacional de Bwindi. Pese a todo, habíamos conseguido descansar un poco. Subimos a desayunar al comedor del Comunity Rest Camp  y desde la enorme balconada pudimos ver la niebla que cubría buena parte de la selva ante nosotros. Era una mañana algo fresca debido a la humedad y a la ausencia de ventanas.

Batwa-experiece-Uganda

Tras el desayuno decidimos salir del community camp para descubrir qué había más allá. La pequeña población de Buhoma se extiende de manera dispersa a los lados de la carretera de pista que conduce al parque. Antes de la entrada del parque había varias tiendas que vendían suvenires con formas y rostros de gorilas. Entre ellas encontramos la pequeña oficina de la Batwa Experience y entramos a informarnos.

Batwa-experiece-Uganda

Los batwa son un pueblo de pigmeos que hasta 1991 vivieron en el Bosque Impenetrable de Bwindi. En ese año, el gobierno de Uganda convirtió el bosque en parque nacional para proteger a los gorilas. Era una buena idea pero, como ocurre demasiadas veces, no se hizo bien. Los batwa, que habían vivido en el bosque cazando y recolectando frutos desde tiempos remotos, se vieron de repente expulsados de su hogar ancestral sin ningún tipo de compensación ni tierra donde vivir. Se les obligó a integrarse en la vida ugandesa a marchas forzadas y dejar atrás su forma de subsistencia. Discriminados por el resto de ugandeses y sin poder acceder a la única fuente de sustento que conocían, su futuro era incierto.

Batwa-experiece-Uganda

En 2001 un donante norteamericano, el Dr. Scott, compró un terreno en las montañas y lo cedió a la causa de los batwa. Además, creó una fundación que creó programas para mejorar las condiciones de vida de esta tribu. El «Batwa Experience» es uno de esos proyectos: una manera de conservar viva la memoria y las costumbres de los batwa tanto para las futuras generaciones como para darla a conocer a los visitantes.

Después de pensárnoslo un poco, pagamos los 70$ por persona que valía la «experiencia». Iba a durar una media jornada y la comida estaba incluida. Entonces, Godfrey y Hope nos acompañaron por el pueblo hasta encontrarnos con nuestro guía. Elfas es un batwa que habla bien inglés y que durante la ascensión a la montaña nos explicó varias cosas sobre las escuelas, sobre la expulsión del bosque y lo que había hecho el Dr. Scott y su fundación para mejorar sus condiciones.

Batwa-experiece-Uganda

Tras una hora un poco larga de ascensión por la montaña, llegamos a un punto donde nos encontramos con una comitiva de bienvenida de batwa que cantaban y tocaban instrumentos musicales. Este grupo estaba formado por otro Elfas, el más joven con una camiseta roja de Elmo, y varios ancianos, todos ellos con la vestimenta tradicional batwa y que no hablaban nada de inglés. Se presentaron, nos presentamos, y juntos continuamos la ascensión montaña arriba.

Batwa-experiece-Uganda

Por el camino, fuimos deteniéndonos en varios puntos para presenciar demostraciones del modo de vida tradicional de los batwa. Primero una de las ancianas nos mostró cómo dormían en los recovecos de las paredes de tierra, usando hojas de helechos para echarse sobre ellas y taparse. También nos explicaron cómo hacían fuego para humear los panales de las abejas en lo alto de los árboles y así conseguir miel.

Batwa-experiece-Uganda
Nos mostraron dónde almacenaban la comida y cómo hacían sus vestidos con corteza de árbol. Más tarde, nos mostraron el «jardín», de plantas curativas que usaban para sanar muchas dolencias. Entonces llegamos a una cabaña donde nos sentamos y nos hicieron una demostración de danzas tradicionales, que era la manera en la que transmitían las leyendas de generación en generación. Danzas acompañadas de un enérgico ritmo de tambores y saltos. Una de ellas incluía la aparición de un personaje terrorífico. Más tarde, caminamos un poco para ver cómo era un poblado o asentamiento típico batwa, con habitáculos minúsculos en lo alto de árboles.

Batwa-experiece-UgandaLa última parte de la «experiencia», fue una breve clase de tiro con arco. Si éramos buenos cazadores, podríamos entrar a formar parte de la tribu. Para ello nos pusieron un animal de madera al que disparar, apartándose todo ser vivo de en medio, mientras nos disponíamos a lanzar las flechas. Afortunadamente, alguna de ellas hizo diana y, a pesar de nuestra mala actuación, todo fueron felicitaciones.

Sobre las tres de la tarde empezamos el descenso de la montaña. Elfas nos acompañó hasta el poblado y allí paró unos boda-boda para que nos llevaran al Community Camp. Había sido un día intenso y dedicamos el resto de la tarde a descansar. Al día siguiente tocaba madrugar para rastrear a los gorilas de montaña.

Batwa-experiece-Uganda

Datos de interés

Batwa Experience. Se puede contratar en la oficina que tienen justo fuera del Bwindi NP. 70$ por persona e incluye comida.
Buhoma Comunity Rest Camp. Banda (choza) con baño y pensión completa: 120$ dos personas.

Deja un comentario