Llegada a Kuredu Island Resort

Hacía tiempo que no estaba tan nerviosa antes de un viaje. «¿Nerviosa tú, que viajar es como tu estado natural?». Eso me comentaban los compañeros de trabajo días antes de embarcarme en una nueva aventura viajera. Pero es que yo estaba realmente nerviosa, tenía ese run-run en el estómago, una mezcla de la emoción y la expectativa de un viaje inesperado: iba a viajar a las Maldivas 9 días con mis amigas: las Fashion Travel Bloggers.

Llegada a Kuredu Island Maldivas

El viernes por la noche tomamos un vuelo en Barcelona hacia Dubai y al día siguiente íbamos a tomar otro hasta Malé, la capital de Maldivas. De allí tomaríamos un hidroavión que nos llevaría al primer resort de los tres que íbamos a visitar. Pero un retraso de la aerolínea Emirates casi nos hizo perder el primer día de viaje. Y es que los hidroaviones en las Maldivas solo vuelan entre las 6:00 y las 16:00, y con el retraso, nuestra llegada estaba prevista para las 16:30. ¡Oh, no! Desde Dubai enviamos un correo al hotel de Kuredu y rápidamente nos contestaron que había un vuelo a las cinco que podíamos tomar. ¡Menos mal!

VUELO-EMIRATES-MALE-MALDIVASCómo no podía ser de otra manera, en este país formado por 26 atolones y 1200 islas, el aeropuerto se limitaba a una pequeña terminal y una pista de aterrizaje que ocupaba casi toda una isla. Para acceder a las Maldivas con pasaporte español no hay que realizar ningún visado previo ni pagar tasas de entrada en el país.

HIDROAVION KUREDU MALDIVAS

Una vez recogimos las maletas, salimos al lobby y allí había un representante de Crown and Champa Resorts esperándonos para llevarnos a toda prisa al mostrador de Transmaldivian Airways. Hicimos el check-in, nos montamos en una furgo y rápidamente fuimos hacia la terminal de salidas de los hidroaviones. Llegamos a las cinco en punto, justo unos minutos antes de que despegara el hidroavión rumbo a la isla de Kuredo, en el atolón de Lhaviyani. ¡Llegamos por los pelos!

BODU-MERU-KUREDU-MALDIVAS

El vuelo duró unos cincuenta minutos y fue una experiencia increíble. Sobrevolamos los diferentes atolones e islas, que destacaban entre el azul turquesa del mar a pesar de los nubarrones y la lluvia que el hidroavión fue sorteando durante toda la travesía.

O-BEACH-VILLA-KUREDU-MALDIVAS

Al aterrizar junto a la isla caía un aguacero importante y en el muelle del hidroavión nos esperaba el personal del hotel con unos paraguas para que no nos mojáramos. Normalmente, el breve trayecto del muelle a la recepción se hace a pie, pero en este caso fuimos en una furgoneta para no mojarnos. Cuando llegamos a la recepción del resort, un grupo de empleados nos recibió con bailes y canciones tradicionales (Bodu Meru) y mientras hacíamos todos los trámites del check-in nos sirvieron un coco (kurumba) para beberlo con pajita. Tras todo el ajetreo de la llegada, por fin estábamos en las Maldivas y empezábamos a disfrutar de la calma del país y la amabilidad de sus habitantes.

BAÑO-O-BEACH-VILLA-KUREDU-MALDIVAS

En esta estancia nos alojamos en una «Beach Villa», una habitación preciosa frente al mar con un baño al aire libre, de aquellos con toda la privacidad del mundo, pero con el techo descubierto. Me recordó al que tuvimos en Ubud en Bali, pero este era mucho mejor.

RESTAURANTE-O-KUREDU-MALDIVAS

Sin embargo, no nos entretuvimos mucho porque casi era la hora de cenar y no queríamos que se nos hiciera tarde. Esa noche, en el restaurante O se celebraba la «noche maldiviana» y el buffet se componía de platos típicos del país. El producto estrella es el atún de aleta amarilla, del que las Maldivas es un gran exportador. Así que tomamos ensaladas típicas de atún, curry de pescado y pescado a la plancha. La comida estaba deliciosa, al igual que los postres.

RESTAURANTE-O-KUREDU-MALDIVAS2Acabamos de cenar sobre las diez de la noche, y los ojos se nos empezaron a cerrar. Habían sido 28 horas muy intensas y las fuerzas empezaban a flaquear. Así que nos fuimos a dormir pronto para poder explorar la isla de Kuredu a tope al día siguiente.

FASHION-TRAVEL-BLOGGERS-MALDIVAS

Datos de interés

Visado a las Maldivas: no es necesario tramitarlo con antelación. Con el pasaporte español en vigor se puede entrar en el país sin pagar tasas.
Kuredo Island Resort: O Beach Villas: 350$ la noche «All inclusive Plus»
Hidroavión del aeropuerto de Malé a Kuredu Island: 313$ ida y vuelta. Se reserva directamente con el hotel.

No dejéis de visitar nuestro artículo con consejos para viajar a las Maldivas y no arruinarse.

2 comentarios

  1. eduardo ESTEVEZ 29 mayo 2018
    • Isabel & Xavier 29 mayo 2018

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Isabel Romano
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: iromano.diario @ gmail .com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.